Juego responsable

Para la gran mayoría de las personas jugar en casinos online es una experiencia llena de diversión, ya que apuestan de forma responsable y entienden que el juego es una forma de entretenerse, tal como puede serlo el cine, la música o el deporte. Sin embargo, para algunas personas el juego puede representar un problema. Esto ocurre cuando la persona es incapaz de controlar la cantidad de dinero o la frecuencia con la que realiza apuestas, al punto de perjudicar su calidad de vida, su relación con otras personas, en particular con la familia.

Esto es lo que los especialistas llaman “jugadores compulsivos” o “jugadores problemáticos”. Esto no es exclusivo de los casinos online, puede producirse en relación a cualquier tipo de apuestas, como las carreras de caballos, apuestas deportivas, raspes, etc.

Algunas recomendaciones:

  • Un jugador responsable entiende que por su naturaleza las apuestas implican riesgo de perder, y que las ventajas de ganar en el largo plazo están a favor del casino.
  • La decisión de jugar en el casino es personal e individual, no debe sentirse obligado socialmente a apostar.  Es su decisión y no la de otros.
  • Las apuestas responsables son hechas de una forma social, con familia, amigos y colegas.
  • Las apuestas responsables son hechas por un tiempo limitado en términos de frecuencia y duración.
  • Las apuestas responsables siempre se mantienen dentro de límites aceptables de pérdidas predeterminadas.
  • No es necesario apostar para pasarlo bien en el casino: Las apuestas son una actividad más de las muchas que se desarrollan dentro de las instalaciones de la sala de juegos.
  • El juego es una diversión, no lo utilice como una forma de evasión.

¿Cómo evitar el juego compulsivo?

En Casinosonline.cl queremos que todas las personas puedan disfrutar de la entretenida experiencia que implican los juegos online. Cada persona es libre y responsable de si desea jugar o no, en qué cantidad, en qué juegos y con qué frecuencia, pero esta decisión debe ser siempre responsable y en consideración de las consecuencias que tiene el perder el dinero apostado.

  • Las apuestas en línea son una forma de divertirse y recrearse, no un método para ganar dinero ni salir de problemas financieros.
  • Debes tener siempre un límite máximo de dinero que puedes permitirte perder. Al llegar a ese límite debes dejar de jugar por un tiempo prudente.
  • Lo mismo ocurre con la cantidad de tiempo destinada al juego, que no debe exceder el equivalente a cualquier otra actividad recreativa.
  • En el largo plazo, la casa siempre gana, lo que significa que los jugadores tienden a perder, con el tiempo, más dinero del que ganan.
  • Nunca pidas dinero prestado para jugar.
  • Nunca apuestes cuando estés triste, deprimido o ansioso.
  • La regla de oro es: si lo pasas mal jugando o a consecuencia del juego (imaginando las pérdidas, ansioso por recuperar el dinero, con problemas financieros), entonces debes pedir ayuda profesional.

¿Cómo saber si tengo un problema de juego compulsivo?

Este cuestionario pueden ayudarte a saber tpu o algún cercano tiene problemas de juego compulsivo. La mayoría de los jugadores problemáticos responden siete o más de estas preguntas de manera positiva (Fuente: Nevada Council on Problem Gambling).

  1. ¿Usted gasta tiempo jugando que debiera destinar a su trabajo o sus estudios?
  2. ¿Está el juego y las apuestas haciendo más infeliz su vida familiar?
  3. ¿Está afectando el juego negativamente su reputación o la opinión que tienen las personas sobre usted?
  4. ¿Ha sentido remordimiento después de apostar en un casino?
  5. ¿Ha apostado alguna vez para obtener dinero con el que pagar deudas o resolver problemas financieros personales?
  6. ¿Está el juego disminuyendo sus expectativas sobre su vida o su eficiencia en el trabajo?
  7. Después de perder dinero, ¿ha sentido usted que debe volver apenas sea posible para recuperar, jugando otra vez, lo que perdió?
  8. Después de cobrar sus ganancias, ¿ha sentido usted la urgencia de volver para ganar aún más dinero?
  9. ¿Le ocurre con frecuencia que juega, hasta perderlo, todo el dinero de que dispone?
  10. ¿Ha pedido alguna vez dinero prestado para poder apostar?
  11. Ha vendido alguna vez alguna de sus posesiones para financiar sus apuestas?
  12. ¿Le molesta usar en gastos cotidianos el dinero que tiene destinado a apostar?
  13. ¿El juego está haciendo que descuide su propio bienestar y el de su familia?
  14. ¿Le ocurre que pasa más horas jugando del que tenía planificado?
  15. Cuando apuesta, ¿lo hace para olvidar sus preocupaciones o problemas?
  16. ¿Ha cometido o pensado en cometer algún delito para poder financiar sus apuestas?
  17. ¿Tiene problemas para dormir asociados al juego?
  18. Cuando tiene discusiones o sufre decepciones o frustraciones, ¿siente deseos de ir a apostar?
  19. ¿Ha sentido ganas de celebrar su buena fortuna jugando algunas horas?
  20. ¿Ha pensado alguna vez atentar contra su vida o suicidarse como resultado de sus problemas con el juego?